Florete, sable o espada

¿Florete, sable o espada?

El florete

floreteEl florete es un arma de estoque, lo que quiere decir que el tocado sólo se puede dar con la punta. El blanco válido es únicamente el tronco. Fue desarrollado durante el siglo XVII como arma de entrenamiento para combate con espadas ligeras.
Es ligera y flexible, y la hoja es rectangular en sección transversal. La cazoleta (parte que cubre la mano) es muy pequeña, dado que al no ser un blanco válido no es necesario proteger dicha zona.
Es un arma de convención, por lo que los tocados dobles (en los que ambos tiradores tocan simultáneamente) no son válidos, siendo el tocado para quien haya iniciado el ataque primero, pues es quien tiene “prioridad” (pudiendo el rival robársela mediante diferentes acciones).

El sable

sableEs la única de las tres armas que no es de estoque, por lo que el tocado puede hacerse con cualquier parte de la hoja. El blanco válido es de cintura para arriba (exceptuando las manos). Deriva del arma que usaban antes los soldados de caballería.
También ligera y muy flexible, y la sección transversal de su hoja es rectangular. La cazoleta recubre la mano desde arriba hacia abajo, curvándose bajo la mano.
También es un arma de convención, al igual que el florete. Es la modalidad en la que los asaltos son más rápidos.

La espada

espadaAl igual que el florete, es un arma de estoque: los tocados sólo se pueden hacer con la punta.  El blanco válido es todo el cuerpo. La espada moderna deriva del espadín francés.
Es la más pesada y rígida de las tres, y la sección transversal de su hoja es triangular. La cazoleta, parecida a la del florete pero más grande, protege la mano.
Al no ser un arma de convención, en esta modalidad sí son válidos los tocados dobles, sumando en ese caso un punto cada tirador. Los asaltos no son tan rápidos, aunque la frase de armas requiere mucha velocidad y destreza.