Niño prodigio del esgrima en Colombia

Niño prodigio del esgrima en Colombia

El esgrimista caleño Isaac Camayo acaba de ganar la medalla de oro en el Panamericano de esta disciplina realizado en Perú.

Con apenas 8 años, Isaac Camayo Guerrero ya puede darse el lujo de decir que en su habitación tiene muy bien guardadas 9 medallas de oro departamentales, 6 de oro nacionales, 1 de plata nacional, la distinción como el mejor esgrimista de su categoría en el año 2014 en Colombia, sin contar la presea dorada que acaba de lograr en el Campeonato Panamericano de Esgrima en la categoría infantil, que  se llevó a cabo hace ocho días en Perú.

Sus logros, a tan corta edad, no son el aviso del futuro, sino la ratificación de una realidad que se evidencia cada vez que Isaac se hace presente en cualquier tipo de competencia local, nacional y ahora internacional.

“Le gusta entrenar con grandes y es muy exigente con lo que hace, nos deja asombrados con el grado de madurez que tiene. Cuenta con la  buena costumbre de que cuando participa por primera vez en los torneos a donde va se los gana”, explicó Isabel Guerrero, una madre orgullosa, pero sobre todo la seguidora número uno de su hijo.

Este niño que cuando sea grande quiere ser microbiólogo y le encanta comer brócoli, desde los tres años cuando conoció este deporte comenzó a entrenarlo y casi que de inmediato mostró las capacidades que tiene para esta disciplina.

A los tres años cuando ingresó a la escuela militar de aviación se enamoró de esta disciplina, y entrenaba con los mayores, una costumbre que no ha cambiado, y que podría ser, según su mamá, la explicación para que tenga tanta personalidad a la hora de la competencia.

“Siempre le ha gustado trabajar con los que están en categorías superiores a él. Nunca se me va a olvidar que en su primer departamental hizo una desaparición. Ese es un movimiento que normalmente hacen los mayores en este deporte. El se agachó, su rival no lo vio y el logró tocarlo para ganar la prueba. El tiene cosas que lo sorprenden a uno”, explica Isabel, quien ha estado en cada una de las competencias que ha tenido el chico caleño, que ya empieza a sorprender también a nivel internacional con sus buenas actuaciones.

“Isaac es lo que todos los entrenadores buscamos, alguien con mucho talento. A la hora de competir es un deportista con mucha inteligencia y tiene un temperamento que es de las cosas que más llaman la atención”, explicó el profesor Marino Vidal Alomia, quien desde la llegada del deportista al Club L’escrime, ha estado cerca de la evolución del niño caleño.

Alomía también tiene claro qué es lo importante para Isaac a los 8 años. “A la edad que él tiene, el deporte debe  ser una diversión, pero lo  ha sido diferente por el  nivel que tiene, y eso no se puede negar. En este proceso creo que los padres también han jugado un papel importante con el apoyo que le han entregado”, dijo el profesor.

La primera medalla dorada del esgrimista caleño fue a los cinco años en un Campeonato Departamental en Buga, y desde entonces se ha hecho casi que invencible en las competencias locales y nacionales.

No queda duda que su logro más importante hasta ahora ha sido la presea dorada conseguida en Perú, donde se coronó campeón Panamericano. Isaac derrotó a chicos de 11 años y que son de la categoría infantil A, siendo él de la preparvulos, dato que dice mucho de su talento.

“La victoria que tuve en Perú  fue muy importante, porque trabajé mucho y entrené bastante para poder conseguirlo. Quiero ser el mejor del mundo y es el sueño que tengo”, explica Isaac, quien durante la semana entrena dos días con el club en el que comenzó a dar sus primeros pasos, y otros dos  en la liga de este deporte ubicada en las instalaciones del Coliseo del Pueblo.

“Yo soy feliz entrenando a diario y tengo claro lo que quiero. Voy a buscar ser algún día campeón mundial y olímpico. Mis papás han sido un apoyo muy importante y siempre están a mi lado”, explica el deportista caleño, quien a pesar de no contar con el apoyo necesario para poner en alto los colores de Colombia, ha logrado ubicar la bandera nacional en el sitio más alto.

Isaac, quien cursa el tercer grado de primaria, cuando tiene tiempos libres del estudio y los entrenamientos, disfruta de su casa al lado de Loki, un perro al que con el apoyo de sus padres adoptó en la calle. Juntos en muchas ocasiones disfrutan de Star Wars, otra de las grandes pasiones del esgrimista, quien es amante de los super héroes y ver televisión con su familia.